“No rendirse jamás”, el lema del ‘Rey’ Arturo

Vidal y su paso al Barcelona

181

“Yo seré futbolista profesional”, le prometía el chileno Arturo Vidal a los 14 años a su madre Jacqueline, en el momento que la vio llegar extenuada, tras una larga jornada laboral.

“Desde ese día mi vida cambió, he jugado en poderosos equipos del mundo, pero hoy siento que llegué a la cima, mi lema es rendirse jamás”, reveló el astro en su presentación como nuevo jugador de Barcelona.

“Tengo que convertirme en futbolista, da igual cómo. Fue un día que mi madre volvió a casa completamente rendida. Y yo pensé: ‘Esto no puede volver a pasar’. Y decidí hacer tres, cuatro, diez veces más esfuerzo que cualquiera en cada entrenamiento para llegar al profesionalismo”, recuerda así Vidal el día que cambió su presente, un atleta acostumbrado a los desafíos y de un encomiable temple.

La vida del chileno antes del estrellato no fue sencilla. “Con mi familia tuvimos que soportar frio y hambre… esas cosas me vienen a la cabeza, ahora que estoy en la cima de mi carrera”, rememora Arturo, en una antigua entrevista para La Tercera, y quien hoy disfruta de sus logros con su hijo, porque nunca desistió a creer en grande.

Pero esos malos recuerdos, según Vidal, le dan fortalezas para enfrentarme al mundo y luchar. “Sé que ya no puede ser peor de lo que era entonces”, señala, sin dejar de mencionar que desde niño “amo los grandes desafíos y a la que le gusta fijarse metas complicadas”.

Ese así que un día, ese niño que aprendió a patear una pelota de fútbol en las polvorientas canchas de El Huasco, una modesta población de la comuna de San Joaquín, localidad que lo vio nacer, concretó el mayor desafío de su vida: convertirse en un jugador profesional.

Fue en el Colo Colo chileno donde supo brillar por sí solo, desde el año 2005, acumulando un tricampeonato, antes de dar el salto triunfal al viejo continente, pasando por el Bayer Leverkusen; Juventus, el Bayern Múnich y finalmente se concreta este lunes su pase al Barcelona catalán.

“Estoy muy feliz de estar acá en el mejor equipo del mundo, espero aprovecharlo al máximo, ayudar al equipo a ganar todos los objetivos”, apuntó Vidal este lunes, en el palco del estadio Camp Nou tras rubricar su contrato junto al vicepresidente deportivo azulgrana, Jordi Mestre.

Apodado el ‘Rey’ Arturo, cuenta con 31 años de edad y un inquebrantable corazón de guerrero. Un todoterreno de polivalencia en la zona medular, a lo que le agrega presencia en el área rival con cuota goleadora.

“Vengo con muchas ganas, con mucha hambre de ganar cosas importantes y ojalá en estos tres años podamos ganar todos los títulos que tenemos por delante”, precisó igualmente Vidal, valorando la presencia de la Grandeza Sudamericana dentro del plante blaugrana.

“Enfrentar a Messi siempre fue algo lindo porque enfrentas al mejor de la historia y ahora que lo voy a tener de compañero espero estar a la altura, ayudarlo en todos los desafíos y ayudar al equipo a ganar todo”, comentó.

La Generación dorada

Vidal es estandarte de la ‘Generación Dorada’ de la selección chilena, campeones de la Copa América en los años 2015 y 2016.

Desde San Joaquín hasta Cataluña, pasando por el Monumental, por Leverkusen, por Turín y Múnich. Con el paso de los años, Arturo Vidal se ha transformado en uno de los elementos más vitales de la selección nacional de Chile.

Junto con Alexis Sánchez, Claudio Bravo, Marcelo Díaz, Jorge Valdivia o Gary Medel, el ‘Rey’ Arturo, con más de 10 años visitante La Roja, capitalizó el anhelo chileno conquistando glorias continentales.

“Tal vez mis capacidades no sean de otro planeta, pero lo que me distingue de otros jugadores es mi mentalidad. Yo trato a todos con un gran respeto, pero tengo mucha confianza en mis capacidades”, destaca el volante, gran exponente de la Grandeza Sudamericana.

Fuente: Conmebol

Edición: Ricardo Ordóñez Simmonds

Foto: Conmebol-Prensa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.