Policía en el Atlántico comprometida en el día dulce

150

El Comando de Departamento de Policía del Atlántico, dispondrá de un operativo especial de seguridad, para garantizar la tranquilidad de los niños, niñas, adolescentes y padres de familia en el día de Halloween que se celebra a nivel global.

1.200 hombres y mujeres policías harán presencia en los principales corredores viales de la jurisdicción, en centros comerciales, parques, sitios turísticos y aquellos lugares donde es posible que se registre gran afluencia de público o desmanes, además que estos dispositivos y puestos de control también se ubicarán en los cementerios apuntando en evitar cualquier actividad que vaya en contra de la integridad de las personas que salgan a disfrutar de esta celebración.

Octubre es uno de los meses más esperados por muchas familias, es una fecha importante del calendario en la que tradicionalmente los superhéroes, payasos, hadas, brujitas y las más tiernas representaciones de profesionales y animales, entre otros disfraces, se toman las calles para compartir y “pedir dulces”; tradición que sólo ocurre una vez, cada 365 días.

La Policía Nacional con su estrategia “Mes De Los Dulces Seguro” busca, en esta época del año, prevenir las conductas contra la integridad de quienes son partícipes, además de concientizar a los padres de familia en el cuidado de sus hijos frente a situaciones sospechosas.

El comando de esta unidad policial recomienda a la comunidad tener en cuenta las siguientes sugerencias para hacer de esta festividad una de las más seguras en esta parte del territorio colombiano:

  • Los niños, niñas y adolescentes no deben salir de sus casas sin la supervisión de un adulto responsable.
  • Evitar que ellos se encuentren solos entre multitudes y no permitir que se queden, hasta altas horas de la noche, en las calles el día de la celebración.
  • Los padres de familia no deben permitir que los niños acudan SOLOS a pedir dulces.
  • No lo pierda de vista y en la medida de lo posible mantenga cogida su mano, porque un niño disfrazado puede confundirse fácilmente con otros.
  • Evite que los niños acudan a casas abandonadas con escasa o nula iluminación, e igualmente que vayan por calles o parques oscuros y desolados.
  • Hable con sus hijos para que eviten subir a vehículos de personas extrañas, o eviten conversar con desconocidos o sospechosos. Que nunca entren a una casa o vehículo para recibir un dulce.
  • Si va a salir, solo lleve lo necesario.
  • Las caretas y máscaras tanto de plástico rígido como de látex natural, tienen la desventaja de que obstaculizan enormemente la visión, haga lo posible por que se las coloquen sólo al momento de pedir los dulces, no mientras caminan.
  • Al finalizar la jornada revise que todos los dulces sean nuevos y estén bien envueltos, descarte aquel que le genere dudas.
  • Se hace necesario apuntar el nombre, dirección y teléfono de casa a los niños más pequeños, al interior del disfraz para mayor seguridad.
  • los padres deben estar atentos y no perder de vista a sus hijos. No distraerse utilizando el celular.
  • Ante cualquier situación anómala o sospechosa, comuníquese al 123 o con su Policía de cuadrante.

La Policía Nacional garantiza a los niños, las niñas y adolescentes la protección integral cuando se ven amenazados o vulneradas sus garantías.

Foto Deata

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.