Descubren más bondades de los ejercicios

59

Según el que se considera el primer estudio de este tipo, y que ha sido publicado en el Diario Británico de Medicina Deportiva, los ejercicios pueden ser tan efectivos como los medicamentos recetados para bajar la presión arterial alta. Sin embargo, esto no significa que se deban abandonar las medicinas.

Los investigadores agruparon los datos de 194 ensayos clínicos que analizaron el impacto de los fármacos en la reducción de la presión arterial sistólica y 197 ensayos que estudiaron el impacto del ejercicio estructurado en 39.742 personas.

En el ejercicio estructurado se agruparon actos como caminar, trotar, correr, montar en bicicleta y nadar; entrenamientos de intervalos de alta intensidad y entrenamientos de fuerza media y alta.

Los resultados mostraron que la presión arterial era menor en las personas tratadas con medicamentos que en las que seguían programas de ejercicio estructurado. Pero cuando los análisis se limitaron a aquellos con presión arterial alta, el ejercicio parecía ser tan efectivo como la mayoría de los medicamentos. Además, la eficacia del ejercicio aumenta cuanto más alto es el umbral utilizado para definir la presión arterial alta, es decir, cualquier valor por encima de 140 mm mercurio.

Foto: besame.cr