Casa Columnistas Pelotas y Letras : Los viudos y la Dimayor, columna de Hugo Illera