Se aplazó la ilusión.

Ramiro Jimènez


Llegar y ganar un evento internacional ante los grandes de Suramérica es la ilusión de todo Juniorista, y la misma estuvo este año muy cerca, pero creo que nos faltó nómina y experiencia. Si, aunque suene a excusa, nos faltó nómina, pienso que la inexperiencia de algunos de los nuestros  y la carencia de jugadores en otras posiciones impidieron que ese sueño se hiciera realidad este año.

Para nadie es un secreto que los laterales no son los más experimentados y que producto de esa inexperiencia muchas veces han fallado, tampoco es un secreto que no contamos con suficientes zagueros centrales y que ante la lesión de Jhonatan Avila se empezó a sufrir en esa zona. Creo que el momento es para crecer y no para volver a iniciar. Seguramente hoy el dolor y la amargura de la afición busque culpables por doquier y por supuesto la cabeza del DT es la primera a la que se apunta, pero pensemos en todo lo que crecimos en solo seis meses, se cambió no solo de nómina sino de mentalidad, el semestre pasado rogábamos que se dieran resultados para entrar a las finales del torneo local, en éste no solo se entró sobrado, sino que se ganó la Copa Aguila, se avanzó más que nunca en la Sudamericana y se está a las puertas de una semifinal de Liga Aguila, así que a sacudirnos y echar para adelante.

No es el momento de tirar todo por la borda, es el momento de arropar a técnico y jugadores en el intento de lograr la octava estrella, esa está a la vuelta de la esquina, no la desperdiciemos por estar rasgándonos las vestiduras de no haber llegado a la final de la Sudamericana, sigamos fortaleciéndonos, ya dimos el primer paso, miremos no solo hacia arriba, echemos un vistazo a lo que era el equipo el semestre anterior y llegaremos a la conclusión de todo lo que hemos crecido en tan corto tiempo, un proceso serio no se logra en seis meses, así que jalemos todos hacia el mismo lado y en el futuro tendremos un equipo que se paseará por el continente no solo mostrando buen fútbol sino exhibiendo logros importantes, no desperdiciemos nuevamente la oportunidad de seguir creciendo.

Por lo pronto volteemos rápido la página ya se viene el América y es el siguiente escollo de cara a la semifinal de la Liga, vamos por esa octava estrella, ánimo Junioristas.