Independiente le ganó a Flamengo en la ‘Caldera’

Independiente le ganó a Flamengo en la ‘Caldera’

Independiente de Avellaneda derrotó 2-1 al Flamengo de Brasil en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana 2017 que se jugó este miércoles en el estadio Libertadores de América en Buenos Aires.

En electrizante cotejo, Independiente sacó ventaja en la primera final ante Flamengo, con los tantos de Gigliotti y Maximiliano Meza. La ventaja parcial lo había puesto Rever de cabeza para el ‘rubro-negro’

El efervescente aliento de la marea roja que recibió al Independiente en la ‘caldera’ de Avellaneda no amilanó los ánimos del Flamengo, aguerrido equipo brasileño que busca reverdecer laureles, y que se puso en ventaja apenas cuando las emociones empezaban a agitar.

El ‘Mengao’ golpeó primero sacando provecho de un tiro libre a los 8’. con un frentazo de Rever, quien aplicó una parábola perfecta al cabezazo haciendo estéril una posible reacción de Martín Campaña, que solo pudo acompañar con la vista el ingreso del balón.

El Rojo ingresó en un torbellino de emociones y quedó a merced de la visita, que no pudo cristalizar sus chances, lo que posibilitó el resurgir del campeón del certamen en el 2010, recuperándose del cachetazo inicial.

Y brotó la inspiración del talentoso Martín Benítez, quien a los 29′ gestó una brillante jugada para la igualdad, asistiendo magistralmente al goleador Emmanuel ‘Puma’ Gigliotti, que agazapado en el área aguardó el momento justo para sacar el disparo con pierna derecha y con puño cerrado celebrar su tanto.

Con la igualdad y las emociones a flor de piel se bajó el telón de la primera mitad.

A poco de haber comenzado el segundo tiempo, Maximiliano Meza impactó de primera, con una gran volea, un preciso centro desde la izquierda de Ezequiel Barco para poner el 2-1 a los 53′ minutos.

El Rojo volcó el terreno de juego a su favor y generó innumerables ocasiones para estirar la ventaja, pero la defensa ‘rubro-negra’ se mantuvo firme para aguantar embates del local, que iba adelante con el aliento de su afición.

El experimentado Diego Ribas tomó el timón y condujo los hilos de juego del Flamengo, que logró salir del pozo y estuvo al borde de lograr el empate, pero el uruguayo Campaña puso el cerrojo a su valla.

La vuelta de la final se disputará el próximo miércoles en el mítico Maracaná. Independiente mostró pecho y valentía para reponerse y dar vuelta el marcador ante Flamengo, que tuvo buenos pasajes de gran juego colectivo y que en su casa con el apoyo de su gente será un duro rival en busca de la corona continental.

El campeón de la Sudamericana obtendrá un lugar en la fase de grupos de la Copa Libertadores de 2018 y disputará la Recopa Sudamericana el próximo año contra el Gremio de Brasil, flamante ganador de la Gloria Eterna 2017.

Fuente: Conmebol