Otra vez humo sobre Barranquilla

Barranquilla se despertó esta madrugada oliendo a humo. Mientras las horas avanzaban, la ciudad se fue llenando de las cenizas que la brisa arrastraba desde el parque Isla Salamanca, contaminando el respirar y el panorama.

El caso no es nuevo, de hecho, desde hace muchos años sucede y las autoridades no han podido ponerle fin al grupo de productores furtivos de carbón de leña que deforestan la mencionada isla.

De nada han valido las quejas de los barranquilleros hartos de respirar el consabido humo que se dirige también a los pulmones de los niños y a los ojos de todos, causando irritación en muchos.

¿Hasta cuándo dejará de despertarme el humo y no el despertador precisamente cuando soñaba con un mejor futuro para Colombia, de cara a las elecciones de marzo?

Como decía un amigo: “Virgen del agarradero, agárrame a mí primero”

Texto y foto: Gustavo Enrique Bossio, exclusivo para Noticias Coopercom