Casa na Frank Fabra se perdió el Mundial