Casa na Rusia, a un paso de los octavos