Casa na Uruguay, un plan nuevo más el recurso de siempre