Buscan prevenir más derrames de combustible en el río Magdalena

372

Con el propósito de acompañar en la recuperación de la draga que está a un kilómetro del puente Pumarejo (cerca de la bocatoma del acueducto de Barranquilla) y que ocasionó el derrame 200 galones diesel  en el río Magdalena, el pasado fin de semana,  el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, en compañía del ministro de Medio ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo José Lozano; el director de la CRA, Alberto Escolar y otras autoridades ambientales y de prevención de desastres hicieron un recorrido por la zona para mirar la magnitud del vertimiento y tomar acciones para que no haya más derrame al momento del rescate de la draga.

Posterior al recorrido se reunieron en la Gobernación del Atlántico con la finalidad de tomar decisiones sobre las alternativas que se tienen de rescate, de allí que una vez se conocieron los hechos, se activaron los Comités de Prevención y Atención de Desastre para orientar en el proceso de rescate de la draga que se puede dar en las próximas horas.

“Estamos diseñando el plan de reflotamiento de la draga para prevenir que cualquier residuo de combustible afecte la bocatoma del acueducto de Barranquilla, lo ocurrido debe servir como pedagogía colectiva  para proteger el medio ambiente”, dijo Verano.

Precisó que el combustible que se ha venido vertiendo es el que tenía la draga para su funcionamiento. Agregó que lo importante en estos momentos es hacer un plan de protección alrededor de la draga. Una de las propuestas de los encargados de esta maquinaria es quitar uno de los brazos para que tenga menor peso y de esta forma  pueda flotar.

Verano consideró que en estos momentos no se puede improvisar en el proceso de rescate de la draga por parte de la empresa, por ello es necesario contar con equipos más sofisticados que garanticen el éxito del flotamiento de la maquinaria.

“Lo mejor que se pudo hacer en el momento de la emergencia fue la suspensión del servicio por parte de la Triple A”, dijo el mandatario.

CONTINÚA EL RIESGO

Para el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo José Lozano, el riesgo continúa en esta parte del río Magdalena ocasionada con el derrame de combustible.

“Estamos en el plan de contingencia, en la investigación de lo ocurrido para establecer el proceso sancionatorio para los responsables de este hecho”, dijo Lozano.

Sin embargo, manifestó que la política del Ministerio es preventiva, lo importante es recuperar el ejercicio de la prevención. Hace 20 años se contaba con la Política Nacional de Prevención y Atención contra Derrame de Hidrocarburos y Sustancias Químicas que diseño el gobernador Verano cuando fue ministro de Ambiente.

Lozano dijo, además, que las autoridades ambientales encabezadas por su ministerio buscan orientar a que el desarrollo económico y social no ponga en riesgo la salud del ecosistema y de la vida de las personas.

SANCIONES

El director de la Corporación Autónoma Regional (CRA), Alberto Escolar, manifestó que para los responsables del derrame del combustible habrá un proceso sancionatorio porque previamente se les informó sobre los protocolos y los parámetros  a cumplir en el momento de realizar su trabajo.

“Hay dos directos implicados: una la empresa de agroquímicos ubicada en Soledad que tiene un vertimiento regulado y en el marco de ese vertimiento decidieron hacer una relimpia y contratar a un tercero, por lo tanto, debían garantizar que la maquinaria estuviera en perfecto estado y, al parecer, presentaba una fisura, por ello el hundimiento”, explicó Escolar.

Para las sanciones se basarán en el decreto 1076 de 2015 que es la norma sectorial del medio ambiente. La multa puede llegar a los 5.000 salarios mínimos ($3.900 millones), sin embargo, ello no significa que ese sea el monto para este caso.

CIÉNAGA SALAMANCA

En esta rueda de prensa también estuvo presente la directora Territorial Caribe del Parque Nacional, Elvira Angarita, quien también dio a conocer el accidente de un camión cisterna que se volcó en el kilómetro 22 de la vía Barranquilla-Santa Marta  donde hubo derrame de crudo, ya se han recogido 6 mil galones entre agua contaminada y crudo.

Hizo un llamado para que en esta zona los conductores disminuyan la velocidad y evitar daños al ecosistema. “Debemos tener presente que cuando salimos de Barranquilla en la vía a Ciénaga entramos a un parque nacional que es muy sensible y los conductores debemos respetar las normas por la cantidad de fauna y flora de la zona”, anotó.