No se está cumpliendo con accesibilidad a personas en situación de discapacidad

Palabras del concejal Carbó

195

“Las políticas públicas de discapacidad deben garantizar aspectos como el transporte y la accesibilidad a la infraestructura urbana, tanto pública como privada, pero desafortunadamente en Barranquilla eso en mayor medida no se está cumpliendo”, afirmó el concejal Ramón Ignacio Carbó Lacouture.

Al referirse a la actual situación de accesibilidad en la ciudad, el concejal del Partido Liberal insistió en que en este aspecto “las autoridades han sido incompetentes para hacer cumplir las normas, que terminan siendo letra muerta”.

“Para las autoridades de Barranquilla son muchas las personas en situación de discapacidad que no existen, porque ni siquiera hacen parte de los registros oficiales. ¿Cómo se van a adelantar acciones en favor de esta población si no se sabe cuántas son?”, anotó el concejal.

Desde cuando asumió su curul en el Concejo de Barranquilla, Carbó ha denunciado que en nuestra ciudad no hay cifras confiables sobre cuántas personas están en situación de discapacidad, porque mientras en el Plan de Desarrollo habla de unas quince mil, el Dane tiene una proyección de más de cincuenta mil y el Ministerio de Salud y la Protección Social reporta que están afiliados al sistema cerca de 45 mil.

Para Carbó la falta de ascensor en el edificio donde funcionan el Concejo y la Personería es simplemente uno de los miles de casos con los que a diario se le vulneran los derechos, no solamente a quienes están en condición de discapacidad, sino también a la tercera edad y a las mujeres en embarazo.

“Esta denuncia le he venido haciendo desde hace mucho tiempo, no por mí, sino por los muchos barranquilleros que están en situación de discapacidad y que a diario se enfrentan a una ciudad que no los considera, no los tiene en cuenta y que, por el contrario, los discrimina porque desconoce sus derechos”, agregó.

“En el presupuesto del año 2019 solamente hay destinado para los programas de atención a discapacidad cien millones de pesos, que es una cifra insignificante, que no alcanzaría ni para dos calmantes por persona”, indicó.

En su opinión, el tema va mucho más allá del problema de accesibilidad, porque si consideramos aspectos como la salud, la educación, las oportunidades laborales y en general la inclusión social de las personas en situación de discapacidad, la realidad es mucho más triste.

Comunicaciones del concejal

Foto: ciudadaccesible.cl