Lo hallan muerto y amordazado

464

Hacía las siete de la noche de este lunes, agentes de la Policía Metropolitana de Barranquilla atendieron el llamado de auxilio al que asistieron sus efectivos a un conjunto habitacional en la carrera 34A con calle 60, barrio Las Gaviotas de Soledad.

Al llegar al inmueble se encontraron con Yanet Ortiz Rubio, exesposa de Gabriel José Castilla Santis, dueño del conjunto y quien, según la mujer, se encontraba desaparecido desde la mañana.

Ortiz Rubio informó a los uniformados que el cuarto donde dormía Gabriel José estaba desordenado, pero que las cosas de valor de él, permanecían en sus lugares.

Los hechos angustiaron más a la exesposa, ya que el abogado de confianza de ella la había llamado para infórmale que los documentos personales de Gabriel habían sido hallados por una transeúnte cerca de un caño y fueron entregados a la estación más cercana.

Con la información entregada por Ortiz Rubio, los uniformados inspeccionaron el conjunto residencial. En el segundo piso, hay una habitación con candado, violentaron la puerta y hallaron el cuerpo sin vida del taxista, prestamista y administrador del edificio.

Lo inquietante de hallar es cuerpo, es que el hombre, de 64 años, estaba atado de manos y pies, con ataduras en el cuello, lo que hace pensar a los investigadores que fue asfixiado.

Por otra parte, en las pesquisas conocidas hasta el momento se apunta a que en el lugar donde hallaron el cuerpo residen tres mujeres y dos hombres de nacionalidad venezolana, además que la última vez que vieron a Gabriel José fue a las 10:30 de la mañana.

Las autoridades informaron que los venezolanos se marcharon del lugar.

Texto: Aldair Molina Mendoza. Foto: Archivo.