Noruega recicla el 97% de su plástico

593

Además de eso, menos del 1% del plástico producido en ese país, termina en el medio ambiente. Como si fuera poco, el 92% de las botellas recicladas producen un material de tan alta calidad que, en algunos casos, el sistema ya ha reutilizado el mismo material más de 50 veces.

La clave del éxito está en que Noruega le otorga valor al reciclaje: ha creado un esquema de préstamo mediante el cual cuando un consumidor compra una botella de plástico, se le cobra una tarifa equivalente a unos 15 centavos de dólar. Esta tarifa se puede canjear de varias maneras, de forma que el dinero vuelve al consumidor. Los consumidores pueden llevarlo a una máquina que devuelve el dinero después de escanear el código de barras de la botella depositada, o pueden devolverlo a varias tiendas pequeñas y estaciones de servicio para obtener efectivo o crédito. Estos propietarios de tiendas también reciben una pequeña cantidad por cada botella que reciclan, y algunos sostienen que incluso ha mejorado su negocio. De esta manera, las personas compran el producto y son conscientes de que están tomando prestado el empaque, según Kjell Olav Maldum, director de Infinitum, la empresa que intermedia entre el sistema y el gobierno.

Además, el Estado creó un impuesto ambiental a los productores de plástico. Si el reciclaje es superior al 95% en todo el país, todos los productores están exentos del impuesto, lo que ha sucedido los últimos siete años. Todo el sistema está siendo imitado en Alemania y Lituania.

Noruega también está realizando esfuerzos para cambiar su matriz energética y hará esfuerzos por adoptar un programa para la transición gradual a vehículos y aviones comerciales eléctricos para el 2040.

A nivel mundial, el 91% del plástico producido no se recicla y anualmente, 8 millones de toneladas métricas terminan en el mar.

Editado de laflecha.net

Foto: expoknews.com