Mujer gana el premio Abel de matemáticas

154

La Academia Noruega de las Ciencias y las Letras concedió este martes el Premio Abel a la matemática estadounidense Karen Uhlenbeck por “sus avances pioneros en ecuaciones en derivadas parciales geométricas, teorías gauge y sistemas integrales, y por el impacto fundamental de su trabajo en análisis, geometría y física matemática”.

800.000 euros y la Medalla Fields, componen la parte metálica del premio. Uhlenbeck fue profesora en la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, hasta 2014, y actualmente Senior Research Scholar en la Universidad de Princeton y en el Instituto de Estudios de Estudios Avanzados (ambos en EEUU), y es la única mujer entre los 20 premiados en la historia del galardón.

Su trabajo se engloba dentro de un campo llamado análisis geométrico, que “busca resolver cuestiones geométricas empleando, esencialmente, ecuaciones diferenciales”, explica Alberto Enciso, investigador del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) de Madrid. Para ello, se estudian objetos geométricos, como curvas o superficies, que son puntos críticos de funciones, y representan cantidades geométricas como la energía y el volumen.

Karen Uhlenbeck hizo su tesis en problemas variacionales, un área que trata de encontrar máximos y mínimos de funciones definidas en un espacio. De esta manera, una pompa de jabón describe una superficie minimal: es la forma de encerrar el mayor volumen posible con la menor área, según cuenta el ICMAT en un comunicado.

“Uhlenbeck fue la primera persona en descubrir que ciertas condiciones, que se empleaban para encontrar soluciones a problemas variacionales, podían fallar estrepitosamente en dimensión superior”. Esto cambió la forma en la que la comunidad matemática entiende y afronta los problemas variacionales, e introdujo conceptos fundamentales en el estudio de estos fenómenos como el llamado bubbling.

Los métodos que describió para resolver aquellos problemas son ahora básicos dentro del campo.

También trabajó en la teoría gauge, que describe las teorías de campos en física, como son las ecuaciones de Maxwell del electromagnetismo. Sus contribuciones son la base para comprender matemáticamente modelos de física de partículas, teoría de cuerdas y relatividad general.

MATEMÁTICA PIONERA

La matemática alemana Emmy Noether fue la primera mujer en impartir una conferencia plenaria en un Congreso Internacional de Matemáticos, en 1932. Hicieron falta otros sesenta años para que Karen Uhlenbeck se convirtiese en la segunda, en 1990. Entonces ya era catedrática de la Universidad de Chicago. Allí había llegado cinco años antes, tras dejar la Universidad de Illinois at Urbana-Champaign, donde se había sentido “aislada e infravalorada”.

Uhlenbeck realizó su tesis en la Universidad de Brandeis, alejada de los grandes centros como Harvard o Yale, “consciente de que la cultura académica era predominantemente masculina y, a menudo, misógina”, según relata Jim Al-Khalili, conocido divulgador científico.

El Premio Abel reconoce contribuciones de extraordinaria profundidad e influencia en las ciencias matemáticas. Lo entrega anualmente el Rey Harald, aunque lo administra la Academia Noruega de Ciencias y Letras en representación del Ministerio de Educación e Investigación de Noruega.

El Premio Abel fue creado en 2002 con ocasión del bicentenario del nacimiento de Niels Henrik Abel.

Tomado de elmundo.es

Foto: lavanguardia.com