Menor aprehendido en persecución policial

1.041

La Policía Metropolitana de Barranquilla informó sobre la persecución que se presentó en inmediaciones al Cementerio Calancala, la cual dejó un adolescente capturado y una mujer en grave estado de salud.

Según las autoridades, una patrulla del cuadrante se encontraba realizando labores de vigilancia, cuando la comunidad le informa sobre la presencia de cuatro personas sospechosas, entre ellos una mujer, que iban a bordo de dos motocicletas.

Los sospechosos al notar la presencia policial, emprendieron la huida por lo que los uniformados los persiguieron y solicitaron apoyo de más unidades. A la altura de la carrera 25, la motocicleta en la que iba la mujer con otro hombre, perdió el control y cayeron al suelo en toda la calle 63 con carrera 23.

De inmediato, los agentes los capturaron y prestaron los primeros auxilios  reportando que la mujer se había fracturado las piernas, mientras que las otras patrullas continuaron persiguiendo a la otra motocicleta y al llegar a la calle 70C con carrera 25B, observaron a un hombre con suéter blanco, jean negro y zapatos negros, con las mismas características del parrillero que iba en la motocicleta perseguida, por lo que lo interceptan y al requisarlo, le hallaron un arma de fuego de fabricación artesanal.

El coronel Yecid Peña, comandante operativo de la Mebar, indicó que con estas capturas se evitó la comisión de delitos como hurtos en residencia y atracos en sus diferentes modalidades.

“En lo que va corrido del año se han reportado más de un millón doscientos mil casos de hurto, se han aprehendido 1.500 personas y 1.400 por el delito de hurto en sus diferentes modalidades y es gracias a la información oportuna de la comunidad. La invitación es a la ciudadanía a que cuando una persona sea requerida para un procedimiento policial, obedezca a esta orden de policial y por el contrario no se de a la huida”, apuntó el coronel Peña.

Así mismo, el hombre que portaba el arma de fuego, era un menor, de 17 años de edad, quien fue trasladado hasta las instalaciones de Cespa para dejarlo a disposición de las autoridades competentes.

Texto: Aldair Molina Mendoza. Foto: Mebar.

4