Implican al general (r) Gallego en caso Jineth Bedoya

348

El Juzgado Quinto Penal del Circuito Especializado de Bogotá condenó a 40 años de prisión a Jesús Emiro Pereira Rivera, alias ‘Huevoepisca’, por el secuestro y abuso sexual que sufrió la periodista Jineth Bedoya en el año 2000.

Esta es la segunda condena que emite la justicia colombiana contra los responsables del secuestro y la violación sexual que sufrió la periodista.

En la primera decisión Mario Jaimes Mejía el mismo Juzgado lo sentenció a 28 años de prisión, mientras que a Alejandro Cárdenas Orozco, alias J.J., la pena fue de 30 años.

El Juzgado Quinto también compulsó copias a la Fiscalía para que le inicie investigaciones al director de la Dijín de la Policía Nacional de la época, general Leonardo Gallego, hoy en retiro por su supuesta participación en el crimen.

En marzo de 2017, en medio del juicio, la periodista Jineth Bedoya señaló al general Gallego como posible autor intelectual de su secuestro. Bedoya recordó que en agosto de 2011 se realizó una audiencia de Justicia y Paz en la que Alejandro Cárdenas Orozco, alias J.J. admitió que los hechos de violencia en su contra obedecieron a un favor que los jefes paramilitares Ángel Gaitán Mahecha y Miguel Arroyave le hicieron a Gallego, y al zar de las esmeraldas, Víctor Carranza. El ataque a la entonces periodista de El Espectador obedeció a los trabajos periodísticos que adelantaba sobre tráfico de armas y una red de corrupción en la cárcel Modelo de Bogotá.

El Juzgado condenó a 40 años y 6 meses de prisión a Pereira Rivera por los delitos de secuestro simple agravado, tortura y acceso carnal violento agravado en persona protegida y le impuso una multa de 300 salarios mínimos legales.

A Cárdenas Orozco lo condenó a 30 años de prisión como coautor del delito de acceso carnal. En el fallo, el juzgado señaló que no importa si ambos hacían parte del Bloque Centauros o del Bloque Capital de las Autodefensas Unidas de Colombia, sino que ambos hacían parte de las estructuras que afectaron a la periodista.

La sentencia afirma que el crimen contra Bedoya fue ordenado por el paramilitar Ángel Gaitán Mahecha y Miguel Arroyave, entre otras personas que aún hacen falta por determinar por parte de la Fiscalía, por las publicaciones periodísticas de Bedoya.

La sentencia destaca que el crimen “no se trató de un hecho aislado o individual, sino que fue una decisión de algunos mandos” de las Autodefensas. Y, en ese escenario, fue que alias Huevoepisca ejecutó el crimen que el propio Castaño, jefe de las AUC, le adjudicó.

Pereira Rivera fue quien, dice el fallo, mientras trasladaba a Bedoya en un vehículo, la accedió sexualmente junto con sus acompañantes, y luego recibió la llamada de Castaño para que fuera liberada. “No emerge duda en cuanto a que Pereira Rivera incidió directamente en el hecho al margen de la ley, pues es la periodista quien ratifica que no solo se le afectó en su libre autodeterminación, sino que fue objeto de maltrato físico y psicológico”, agrega la decisión.

Como es de conocimiento público, el 25 de mayo de 2000, cuando hacía trámites para ingresar a la cárcel Modelo, donde iba a sostener un encuentro periodístico con jefes del paramilitarismo para aclarar veladas amenazas contra varios periodistas del diario El Espectador, la periodista Jineth Bedoya fue secuestrada, torturada y sometida a ultraje sexual. Durante una década, el caso quedó en total impunidad, a pesar de la insistencia de la hoy editora del periódico El Tiempo para que se aclarara la autoría material e intelectual de los hechos.

Extractado de elespectador.com

Foto: almamagazine.com