Chilena alcanzó a tomar fotos antes de ser asesinada por su novio

61

Se conocen nuevos detalles del caso de sangre en el que una ciudadana chilena fue asesinada por su novio, el ex policía colombiano Juan Valderrama Amézquita. De acuerdo a lo revelado por la hermana de la víctima a medios de comunicación del país, Ilse Amory tomó fotos en el carro del novio el día que desapareció.

Lo que ella pensaba iba a ser una historia de amor, con un hombre 23 años menor que ella, se convirtió en su pesadilla. El material fotográfico hallado en el celular que encontraron en el vehículo de Valderrama, da cuenta que la chilena de 51 años sabía que ese traslado era para un lugar donde iba a perder la vida.

“Mi hermana… yo creo que sabía que iba derecho al matadero. Minutos antes de morir, mi hermana se saca una fotografía de la rodilla hacia abajo, como escondiendo el celular, y le capta el zapato. Ella toma esa foto, apaga el celular y lo esconde en el auto.

Cuando requisan el auto, pueden darse cuenta que… y los peritos llevan el celular, lo examinan y se dan cuenta de que hay mensajes que nunca salieron de la casilla de voz […] siempre quedaron en la bandeja de salida y nunca salieron”, aseguró Ojeda. Según la investigación la foto es del 31 de marzo al mediodía y su desaparición se dio desde el día anterior en Bucaramanga.

Este material en manos de la Fiscalía, señala que Ilse Amory iba en la parte trasera del carro de Valderrama y se puede observar la marca de zapatos que usaba la mujer (Cardinale) el que días después apareció cerca del cuerpo calcinado en un 89%, en el área de Portachuelo, zona rural de Rionegro, Santander.

Igualmente, el ente acusatorio ya integró al material probatorio, el dictamen dado hace pocos días por parte de Medicina Legal, que señala que Ilse Amory Ojeda recibió en la cabeza un golpe con material contundente, tipo garrote con fines de homicidio.

Después de ver las fotos, Alejandra Ojeda pudo comprobar lo que desde siempre sospechó: Que Valderrama no era la persona correcta y honesta que enamoró a su hermana, quien después de llegar a Colombia con dinero, y con un seguro a nombre de él, descubrió que no solamente la engañó y la tenía por su dinero, sino que se había casado con otra mujer también mayor, de nacionalidad norteamericana.

Por último, expresó Ojeda “Mi hermana alcanzó a dejar un video donde aparece ella muy desolada, casi despidiéndose de la familia. El video era para él, con nombre y apellido, y dice que él era el culpable de todo lo que le estaba pasando. Esa fue la sentencia de Juan. Mi hermana, al final, fue demasiado astuta para dejar eso ya que no podía comunicarse con nosotros […] sabía que algo le iba a pasar”.

Foto Facebook, noticias Caracol