Buen arranque de ventas inmobiliarias en Barranquilla

1.136

El primer cuatrimestre del año ha tenido un buen inicio en ventas inmobiliarias en Barranquilla, con un crecimiento del 25%, confirmó la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, en un evento de promoción de la Feria Vimo 2019, que empieza el 24 de mayo en Puerta de Oro Centro de Eventos.

El gerente de Camacol, Miguel Vergara, manifestó que “creemos que el 2019 va a ser espectacular para el sector de la construcción” y que espera un nivel de ventas de 4.000 unidades en diferentes estratos y sectores.

Lo bueno, dice Vergara, es que aquí existe una buena demanda, o sea, que hay gente que quiere comprar vivienda, al punto que la confianza al consumidor está en su punto máximo.

Reveló que el stock de vivienda no Vis se ha ido reduciendo en Barranquilla, apenas es del 5%, al mes de marzo, y por eso la importancia de adquirir vivienda de este tipo durante este año, sobre todo cuando el precio está en su punto de inflexión.

“Cuando se empieza a venderse rápido ese stock de no Vis, el precio empieza a subir porque es lo normal en un mercado que se rige por la ley de oferta y demanda, entonces hay que aprovechar el momento y las ganas de tener casa porque los precios están en su punto ideal”, agregó.

También reveló que en el caso de Barranquilla, en el estrato 6, el metro cuadrado se ubica entre $4.500.000 y $6.000.000; en el 5 es de $3.300.000 a $4.3000.000 y en el 4 menos de $3.300.000.

Para Adriana Plata Sarabia, gerente de Bienes y Raíces Buen Vivir, hay cuatro aspectos que priman ahora en la compra de vivienda en esta ciudad: proyectos con vista al río y al mar, buen urbanismo y servicios, que la comunidad tenga todo cerca, y cercanía a buenos centros médicos y educativos.

Contó que hay gente que está llegando de Bogotá, Sincelejo y Montería atraída por los bajos precios de los inmuebles, sobre todo por el crecimiento organizado de los proyectos en Barranquilla, donde se encuentran conjuntos con piscinas, salones sociales y otras ventajas.

El gerente de Financar Inmobiliaria, Roberto Saieh, sostuvo que el pensamiento del comprador ha cambiado y por eso la vivienda ha tenido variaciones al existir una alta demanda de compra, siendo el cliente más exigente y siempre mira si hay integralidad de los proyectos.

“La gente busca que al comprar un inmueble todo esté a su alcance, sobre todo cercanía a su sitio de trabajo, y por eso la acogida que han tenido algunos proyectos en diferentes sectores de la ciudad”, añadió.

Texto y foto: Jorge Montaño Acosta 4