Londres huele a café

33

Los pasajeros de algunos autobuses públicos de Londres se bajan de ellos oliendo a café recién hecho, y están en lo cierto. La empresa biotecnológica Bio-bean ha descubierto un carburante a partir de los residuos y sedimentos de café usado de cafeterías y de fábricas de café instantáneo.

Aunque los casi 10.000 autobuses londinenses ya usan biocarburantes producidos a partir de grasa de cocina o sebo de carne, esta es la primera experiencia en que se utiliza café como biocombustible y Bio-bean se ha propuesto a producir el necesario para que un autobús funcione durante todo un año, lo que supone una media de unos 6.000 litros de carburante de café.

“Este es un gran ejemplo de lo que se puede conseguir cuando nos replanteamos que la basura también puede ser una fuente de combustible”, señala Arthur Kay, fundador de la empresa.

Edición: Gustavo Enrique Bossio

Foto: guias-viajar.com