Thieme venció a Djokovic y jugará la final con Nadal

57

El austríaco Dominic Thiem se clasificó a la final de Roland Garros al superar por 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5 en un accidentado y cambiante partido al serbio Novak Djokovic y el domingo definirá el segundo Grand Slam de la temporada con el español Rafael Nadal.

En cuatro capítulos debió disputarse un encuentro que de punta a punta estuvo condicionado por el clima, un factor que forzó tres interrupciones: dos el viernes y una más el sábado. La primera fue breve, de 10 minutos, cuando transcurría el segundo set. La segunda, en cambio, obligó a suspender el duelo cuando el resultado favorecía al austríaco por 6-2, 3-6 y 3-1.

Este sábado, en el que el cielo también se mostraba amenazante, volvieron al estadio Philippe Chatrier para completar la faena.

Thiem, cuarto en el escalafón mundial y subcampeón el año pasado en París, se quedó con el tercer set por 7-5, pero el número uno del ranking de la ATP se recuperó, ganó el cuarto por el mismo marcador y trasladó la definición al quinto capítulo.

El austríaco arrancó mejor, quebró el saque de su adversario y mandaba 4-1 (incluso había tenido un break point para adelantarse 5-1) cuando la lluvia reapareció y puso en un compás de espera la definición. Poco más de una hora estuvo detenido el juego.

A la vuelta Djokovic reapareció enchufado, ganó su juego de saque y se quedó con el servicio de Thiem, pero enseguida el austríaco quebró y se puso 5-3. Tuvo dos match points en el noveno game. Sin embargo el partido era una moneda en el aire: el serbio escapó de la encerrona y luego restableció la paridad.

De todos modos, el número cuatro del mundo parecía más firme y enfocado que el balcánico. Y cuando tuvo su tercera oportunidad de cerrar el encuentro no la desperdició: un potente drive desde el fondo de la cancha hizo estéril la corrida de Djokovic. Fue lo último. Habían transcurrido cuatro horas y 13 minutos de juego y un día desde que habían pisado por primera vez el polvo de ladrillo del estadio Philippe Chatrier.

Ahora Thiem, que debió jugar tres días seguidos (el jueves había superado al ruso Karen Khachanov por los cuartos de final), deberá recuperarse rápido, ya que en menos de 24 horas deberá volver a la cancha para medirse con Rafael Nadal, que el viernes, antes de que la lluvia entrara en escena, había derrotado a Roger Federer por 6-3, 6-4 y 6-2.

La final del domingo será el 13° encuentro entre ambos. El mallorquín, campeón en 11 ocasiones en París, domina el historial 8-4, pero en el último enfrentamiento, en abril, se impuso el austríaco en la semifinal de Barcelona, también sobre polvo de ladrillo.

En Roland Garros se midieron tres veces y las tres quedaron en manos de Rafa: en la segunda ronda de 2014, en una de las semifinales de 2017 y en la final del año pasado. En ninguno de esos partidos Thiem pudo ganar siquiera un set.

Fuente: Clarin.com