De “Santrich” a “Uribito”

68

No se acababa de fugar el ex guerrillero conocido con el alias “Jesús Santrich” cuando llega a Bogotá, extraditado de los EEUU, el exMinistro de Agricultura Andrés Felipe Arias conocido también con el apodo de “Uribito”. Pasamos de una comedia a otra.

Y aunque parezca inverosímil existen varias similitudes en lo ocurrido a estos dos protagonistas de los últimos días.

En efecto, ambos eran miembros de la élite de sus organizaciones: Seusis Pausias Hernández era miembro del Estado Mayor Central de las Farc; fue uno de los jefes del Bloque Caribe de esa guerrilla; era la mano derecha de alias “Iván Márquez”; fue negociador ante el gobierno en el Caguán, en la época del presidente Pastrana y en La Habana en la del presidente Santos.

Por su parte, Arias llegó a ser viceministro y posteriormente Ministro de Agricultura; Fue precandidato presidencial del partido conservador en el 2010; Era uno de los predilectos del ex presidente Álvaro Uribe, al punto que estaba siendo preparado para sucederle en el poder.

A “Santrich”, luego de ser acogido por la JEP y nombrado Representante a la Cámara como producto de los acuerdos, se le abre una investigación escandalosa por unos videos que probarían su participación en el delito de narcotráfico después de la firma del Acuerdo y pasa a la cárcel de La Picota. Es liberado, luego recapturado, nuevamente queda en libertad y unos días más tarde, se fuga. Ya lo habían hecho antes alias “Iván Márquez” y “El Paisa”.

Al exministro –luego del escándalo de la hacienda Carimagua que beneficiaría a familias poderosas en detrimento de los campesinos en el Meta– la Procuraduría (a cargo de Alejandro Ordóñez, hoy embajador de este gobierno ante la OEA) lo sanciona con destitución y 16 años de inhabilidad, y la Fiscalía (a cargo de Viviane Morales, hoy embajadora de este gobierno en Francia) inicia una investigación que termina con la condena de la Corte Suprema de Justicia por 17 años y 4 meses y el pago de $30 mil millones por el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS). En ese periplo es recluido en la Escuela de Caballería de Bogotá. En junio del 2013 recobra su libertad y antes de que se conozca la sentencia de la Corte, se fuga. Antes lo habían hecho la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado y el Alto Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo. En Miami es recapturado en 2016 y ahora extraditado.

En resumen: ambos eran de los preferidos en su círculo político- ideológico, los dos cometieron delitos (aunque hasta ahora a “Santrich” no se le ha probado que los cometiera después del Acuerdo); fueron capturados y también recluidos, salieron en libertad, fueron recapturados, ambos huyeron como prófugos de la justicia (antes varios de sus compañeros lo habían hecho) y solo, hasta hoy, Arias ha sido extraditado.

Lo que verdaderamente llama la atención es la diferencia en la actitud del Presidente de la República ante ambos actores. Al exguerrillero no lo baja de “hampón y criminal”, a pesar de que no ha sido condenado por ningún delito cometido luego de la firma del Acuerdo de Paz. En cambio, al exministro el mandatario desde que era candidato lo defendía a pesar de que fue condenado por la Corte y destituido e inhabilitado por la Procuraduría. Hasta su partido Centro Democrático va a proponer implementar la segunda instancia y con retroactividad lo cual favorecería a quien podría ser nuevamente candidato presidencial concretando un viejo anhelo del jefe máximo.

Por Víctor Herrera Michel

@vherreram

Foto: reformasalajusticia.uc.cl