Colombia hace historia en el voleibol Panamericano

225

En medio de tres potencias, entre Brasil, Argentina y República Dominicana, en los Juegos Panamericanos de Lima se metió una generación de colombianas que está escribiendo con letras doradas la historia del voleibol de Colombia.

Desde que clasificaron por primera vez al Campeonato Mundial Sub20 de República Checa en 2013, desde ahí esta generación de colombianas anunció que estaba para grandes cosas y en cada evento internacional lo demuestra, de la mano de la escuela brasileña, primero con Mauro Marasciulo y ahora con Antonio Rizola.

Tener a una de las mejores armadoras del continente, a María Alejandra Marín, profesional en Brasil y a una de las mejores atacantes, Amanda Coneo, así como un equipo sólido que viene jugando junto hace más de cinco años, con Margarita Martínez, Camila Gómez, Melissa Rangel y Dayana Segovia, permite que hoy Colombia sea subcampeón panamericano.

Ser la segunda mejor Selección del continente, con súper potencias como República Dominicana, Argentina, Puerto Rico, Estados Unidos, Perú y las dos veces campeonas olímpicas de Brasil, a quien las jóvenes colombianas vencieron en la semifinal, en el juego más importante de la historia del voleibol femenino colombiano, hacen que la medalla de plata sea más que dorada.

El camino del equipo nacional en Lima fue impecable, porque sólo perdió dos juegos, el primero y el último, contra República Dominicana, pero se impuso sobre los locales de Perú, un país que creyó estar en el podio en casa, pero Colombia se lo arrebató, también se impuso sobre Canadá y el recordado juego de semifinal contra Brasil.

En cinco sets, con una remontada increíble tras perder los dos primeros, las colombianas jugaron el partido más grande de sus carreras. En el tercer set lo llevaron al 28-26 para iniciar el camino de la final, con festejo en el cuarto y ratificación con autoridad en el quinto, 15-9, para asegurar la medalla de plata y soñar con el oro.

La final fue contra República Dominicana y este domingo estuvieron cerca de hacer más grande la historia, pero enfrente estaba la generación dorada de Dominicana, la que tiene a la mejor líbero del mundo, Brenda Castillo y a la capitana que impone autoridad por su experiencia olímpica, Prisilla Rivera.

El juego fue parejo en el inicio, con un primer set para las dominicanas y el segundo de las colombianas. El tercero fue casi decisivo, porque las rivales llegaron a tener una ventaja de más de nueve puntos y Colombia las igualó y tuvieron para ganarlo, pero al final fue triunfo moral 27-25 para Dominicana.

El cuarto fue el definitivo, porque esa confianza del tercero fue clave para que las dominicanas se impusieran frente a las colombianas que no paran aquí, que de hecho en Lima reciben el impulso más grande para afrontar el Torneo Preolímpico para Tokio-2020, que se cumplirá en enero del próximo año en sede por definir y con Brasil ya clasificado, por lo que las rivales a vences serán Argentina y Perú.

Fuente: COC Prensa

Edición: Ricardo Ordóñez Simmonds