La ‘novela del año’: Trump – Zelenski y ‘El Denunciante’

79

Joseph McGuire, director nacional de inteligencia de Estados Unidos, testificó este jueves ante el Congreso, en momentos en que se divulga el informe de un funcionario anónimo que publicó grabaciones secretas entre el presidente Donald Trump y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en las que el primero le pide ayuda al segundo ya que Estados Unidos ha sido benévolo con Ucrania.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, reveló hoy la queja formal de un miembro de la Inteligencia en la que muestra su duda sobre si Donald Trump usó su poder para solicitar interferencia extranjera en las elecciones presidenciales del 2020.

La Casa Blanca había intentado restringir el acceso a la transcripción de la conversación, afirmó un denunciante anónimo en el documento difundido este jueves.

El secreto denunciante habría dicho que: “He recibido información de varios funcionarios del gobierno estadounidense de que el presidente de Estados Unidos está usando el poder de su cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en la elección estadounidense de 2020”.

De acuerdo con ‘el denunciante’, como lo ha llamado la prensa, la interferencia de Trump incluye, entre otras cosas, “presionar a un país extranjero para que investigue a uno de los principales rivales políticos internos del presidente”.

‘El denunciante’ dijo también que Rudolph Giuliani, abogado personal de Trump estaría también involucrado en el caso como “figura central” al igual que el fiscal general William P. Barr, y que días después de la llamada, altos funcionarios de la Casa Blanca se movilizaron para “bloquear” todos los archivos relacionados con la comunicación entre Trump y el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Trump, en respuesta a estos hechos, arremetió este jueves contra el partido Demócrata afirmando que “todo es una broma” que trata de destruir a los republicanos.

Por lo pronto, la identidad del informante es un secreto. Lo único que se sabe, es que o escuchó la conversación o tuvo acceso a su transcripción y decidió elevar una queja formal, la cual fue recibida por el inspector general de los servicios de Inteligencia, Michael Atkinson, quien fue el primero en informar de la queja al Congreso.

Lo último que se ha sabido, es que un grupo de congresistas tuvo acceso al documento la noche del miércoles 25.

Chris Stewart, quien forma parte del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, publicó en Twitter: “ÚLTIMO MOMENTO: la denuncia del informante ha sido desclasificada. Aliento a todos a que la lean”.

Según The New York Times, cuando el presidente se comunica con otro líder, la charla es escuchada por un asesor de Seguridad Nacional, probablemente especializado en la región a la que pertenece el interlocutor y un grupo muy selecto de agentes de inteligencia de la sala de Gabinete de crisis de la Casa Blanca. Dependiendo del caso también podrían tener acceso el secretario de Estado y el vicepresidente.

Según se explica, dichos agentes de inteligencia toman nota de la conversación y hacen una especie de transcripción-memorando al que tienen acceso un número no determinado de funcionarios.

Medios internacionales

Fotomontaje Sebastián Lizcano