Desarrollan carros de madera

29

Un proyecto llevado a cabo en la Universidad de Kyoto, Japón, ha logrado el diseño de un auto superdeportivo que utiliza una gran cantidad de nanofibra de celulosa de origen vegetal, también conocida como CNF, en la carrocería y el interior.

Llamado el Vehículo de Nanocelulosa, su peso remplaza una quinta parte del peso del acero, en comparación con un automóvil fabricado con materiales estándar, y al hacerlo, ahorra aproximadamente un año de emisiones de carbono de un hogar.

También es interesante que la nanofibra de celulosa ofrece a los fabricantes, la oportunidad de construir automóviles fuertes y livianos.

Hecho esencialmente de madera astillada, pulpada y hervida en químicos especiales para eliminar la lignina y la hemicelulosa, el resultado es un material altamente condensado, liviano e increíblemente fuerte y reciclable, por lo que ha recibido el beneplácito del Ministerio de Medio Ambiente de Japón.

El equipo está realizando pruebas asegurando su alta durabilidad y el cumplimiento de especificaciones internacionales. Hasta ahora los resultados han sido muy prometedores y varios fabricantes de automóviles, incluidas las divisiones de Toyota, están investigando la CNF para determinar si la producción puede hacerse lo suficientemente rentable como para su fabricación a gran escala.

Edición: Gustavo Enrique Bossio

Foto: Kankyosho – extractada de newatlas.com