“Estoy emocionado con los Gigantes” Daniel Mavarez, el ‘señor de los anillos’

16
Nacido en Venezuela, pero con el gentilicio de barranquillero ganado a pulso por los años vividos en la capital del Atlántico, Daniel Mavarez es el encargado de desarrollar y pulir los brazos de los lanzadores de los Gigantes de Barranquilla, equipo del cual tiene las mayores expectativas de cara a la primera participación de la franquicia en la pelota profesional de Colombia.
Mavarez, quien trabaja para la organización de los Gigantes de San Francisco, es el único coach de la liga que se puede dar el gusto de mostrar orgulloso en sus manos tres anillos conmemorativos por la victoria de su organización en una Serie Mundial.
Casualmente, el primero de ellos lo recibió en 2010, cuando justamente Édgar Rentería dio el cuadrangular ganador para que los de la bahía ganaran el primero de sus tres ‘clásicos de otoño’ desde entonces.
Hoy la pelota lo pone nuevamente en camino con Rentería, esta vez en el equipo del barranquillero, la nueva franquicia del béisbol colombiano fundada también de la mano del Grupo Jacur, buscando experimentar en este elenco las mieles del triunfo.
“La verdad que me tiene contento el grupo de muchachos que ha podido escoger el grupo directivo, el caso del gerente deportivo Carlos Balcázar y el mánager Jorge Cortés, porque la verdad que hay algo que siempre me ha gustado trabajar: experiencia con juventud. Vamos a tratar de sacar todo el provecho posible. Hay una camada de pitchers colombianos con brazos jóvenes que están en organizaciones, más unos extranjeros que trajeron con experiencia y es gratificante poder combinar esto”, explicó.
Mavarez, de una prolongada trayectoria como pelotero y coach de pitcheo en Colombia, siendo campeón en varias oportunidades, tiene el ojo para identificar en talento. No en vano le ha mantenido a lo largo de los años con San Francisco, por eso sus observaciones del bullpen de los Gigantes de Barranquilla son más que alentadoras.
“Hay de todo, pero yo digo que va a dominar la velocidad. Hay muchachos que tienen muy buenos brazos, sorprendentes. Hay otros que tienen experiencia como el caso de Hernán Guzmán y Jorge ‘El Machetico’ Rodríguez, que son muchachos con buen movimiento en la bola y que van a ayudar bastante. Pero lo más importante es la profundidad que van a tener, vamos a tener de a cuatro lanzadores por juego y no va haber necesidad de exprimir sus brazos como era en otra época”, recordó.
Daniel tiene claro los ingredientes a trabajar con el equipo. Serán series de cuatro juegos este año en el torneo, lo cual hay que alternar con el plan de descanso que traen sus lanzadores de sus organizaciones.
“Yo no lo llamaría restricciones, pues es la forma en la que han venido trabajando en su organización. Hay jugadores que si lanzan dos innings, descansan dos días y si lanzan tres, descansan tres y así sucesivamente. No es una forma de limitación, es adaptarse al programa que a ellos les enviaron para trabajar y eso nos va ayudar mucho porque la Liga este año es de series de cuatro días y nos va permitir usar nuestros jugadores. No se van a fatigar ni van a dejar de jugar”, expresó.
Lo único que le generó una pequeña inquietud es no tener un lanzador zurdo que le brinde unas largas salidas. Sin embargo, con su experiencia, supo maniobrar la situaciones.
“Lo único que no tenemos es un lanzador zurdo abridor que se vaya profundo. Vamos a estar con Enrique Pérez, que las veces que estuvimos con Caimanes él lo hacía de relevo. Lo vamos a tirar de cuarto abridor para que él vaya cogiendo experiencia en la Liga y tenemos dos zurdos para las situaciones que se presenten, que son Fabián Blanco y Einer Moreno”,reseñó.
Para Mavarez este año es el de mayores retos y metas más altas en su prolongada carrera como coach. Tanto que se ha llegado a ilusionar como si fuera un novato más.
“La expectativa que tengo es muy grande. Hoy hablaba con mis compañeros de staff y les decía que estoy demasiado emocionado. Pareciera que es la primera vez que estoy en el béisbol, porque en verdad hay la motivación, y por la organización que le han dado al equipo con el profesionalismo que debe ser, este equipo va dar de qué hablar en el béisbol colombiano”,prometió.
“Vamos a tener un equipo que va a competir. Vamos a  estar en la pelea. Le decía a Jorge Cortés, tal vez no lo vamos a ganar todos (los juegos), pero tampoco lo vamos a perder todos. Vamos a  estar metidos en el round robin y está en la final podemos estar con este equipo que tenemos”, añadió.
Finalmente, hizo una retrospectiva de lo que ha sido el béisbol en los años recientes y aseguró que la diferencia es contundente con respecto a lo que hace Gigantes y toda su organización.
“La Liga lleva 20 años y en 20 años es la primera vez que yo veo una organización tan buena como esta. Es un trato que se le da en verdad a un equipo profesional. No han escatimado en esfuerzos, nada lo han pasado por alto, y en verdad eso me tiene muy entusiasmado y con muchas ganas de trabajar”, cerró.
Fuente: Gigantes-Prensa
Edición: Ricardo Ordóñez Simmonds