Cumbre de Flauta de Millo

16

El inconfundible sonido de la caña o flauta de millo fue el principal protagonista en la Primera Cumbre de Cañamilleros, realizada en las instalaciones de la Casa Museo Simón Bolívar de Soledad.

La jornada académica apoyada por la Alcaldía de Soledad y su Secretaría de Cultura fue organizada por la Fundación Folclor Estéreo y la Fundación Festival Anfibio y que tuvo como invitado especial a uno de los cañamilleros más emblemáticos del Caribe, el maestro Pedro Ramayá Beltrán.

“Me siento muy contento que me hayan tenido en cuenta, por eso agradezco a la cumbre por invitarme y ojalá me sigan invitando todos los días para venir todos los días”, expresó el maestro.

Los cañamilleros del departamento del Atlántico y de la costa, que asistieron al acto, escucharon atentamente a Ramayá, quien compartió experiencias y les dio consejos.

“Ser millero no es fácil, ser millero es tenerlo en la mente y poderlo definir. El millero es una persona que se crió pajareando. Pajareando en mi tierra es espantar los pájaros para que no se coman el maíz. De ahí nació mi música, porque siempre cantaba e inventaba cosas y hoy soy un compositor de la cumbia, estoy contento realmente y seguiré contento”, aseguró en medio de risas.

La programación de la cumbre contó con la presencia del alcalde Joao Herrera, la primera gestora, Alba Olaya y la secretaria de Cultura, Katyna Pugliese, quien dejó claro que este es el inicio de un trabajo para salvaguardar este elemento musical.

“Resultó ser un encuentro enriquecedor alrededor de la caña de millo y de la cumbia en el que concluyeron muchas razones para luchar, preservar nuestro patrimonio musical y por supuesto por su instrumento insignia como lo es la flauta de millo”, dijo la funcionaria.

Expositores conocedores del magistral arte que proviene de la caña de millo y que es el responsable de poner a bailar al son de la cumbia a todos los colombianos, presentaron sus ponencias con el fin de trabajar por la preservación de la misma a través de las nuevas políticas culturales, formación a las nuevas generaciones y difusión en las plataformas digitales.

El Presidente de la Cumbre, Jorge Jimeno, se mostró satisfecho por el resultado obtenido.

“Contamos con personal capacitado, maestros en música y en educación, que nos permitieron crear una ruta para que los asistentes pudieran entender la magnitud de un evento académico como este, que seguramente se va a seguir realizando en los años venideros”, expresó el organizador.

Con un ¡Viva la cumbia! que salió del grito de bailadores en una tradicional rueda de cumbia, culminó el evento en horas de la noche, en que soledeños y visitantes se acercaron a observar a los bailarines.

Comunicaciones Alcaldía