Gigantes, subcampeones de la Liga Colombiana de Béisbol

En su primer año la novena llego a la final

95
Gigantes de Barranquilla terminó su campaña 2019-2020, la primera en su historia, siendo subcampeón de la pelota profesional colombiana, luego de caer 8-0 en el quinto partido de la final ante los Vaqueros de Montería como visitantes, dejando a los sinuanos con la serie 4-1 a su favor, con lo cual levantaron el título del torneo.
La victoria fue para el abridor de la novena cordobesa Anthony Vizcaya, tirando pelota de ocho entradas, mientras que la derrota fue para el inicialista venezolano Will Changarotty, en un duelo de brazos que mantuvo el juego empatado a ceros durante tres entradas y media.
Los Vaqueros abrieron la pizarra muy avanzado el juego, en el único momento de flaqueza del abridor venezolano Will Changarotty. Con las bases cargadas, Luis Castro conectó un imparable para traer la primera de la noche. Sin embargo, el equipo tuvo la sangre fría de cerrar sin más carreras una entrada donde los monterianos dejaron tres en bases.
Los cordobeses querían sentenciar de una vez la final y fueron a la carga con la segunda anotación de la noche llegó en la quinta entrada, con un elevado de sacrificio de Jordan Díaz para empujar a Carlos Herrera y poner el 2-0 en el juego, ya con Changarotty fuera de la lomita.
Finalmente, la tercera anotación llegó con un pelotazo sobre Herrera propinado por parte del lanzador zurdo Enrique Pérez que significó el 3-0 en la pizarra, acercando a los de casa al título, mientras una enardecida fanática se puso de pie en las gradas celebrando la diferencia.
Vaqueros dejaría prácticamente sellado el título con dos anotaciones más en la séptima, cuando con bases llenas y dos outs, José Brizuela despachó un sencillo al jardín derecho ante los envíos de José Calero, para traer dos más y dejar el marcador en 5-0 desatando la locura total en el estadio.
Sin embargo, toda esperanza quedó sepultada a continuación, con un tremendo cuadrangular de Robinson Cabrera por el jardín izquierdo para empujar tres más y desatar la locura en toda la rivera del Sinú con el 8-0. El título del equipo y el paso a la Serie del Caribe ya solo era cuestión de unos cuantos outs.
Así, sin más sobresaltos cayeron los outs finales y los Vaqueros por fin pudieron gritar campeón.
De esta manera los Gigantes de Barranquilla culminan una temporada a todas luces exitosa para su año debut. Pasamos de ser un proyecto diferente en la pelota nacional, a toda una realidad donde se demostró que el trabajo serio y organizado puede marcar la diferencia.
El apoyo de los patrocinadores que creyeron en nuestro proyecto debutante fue vital para lograr obtener el subcampeonato y haber dejado un buen sabor de boca en los conocedores de la pelota criolla.
A nuestros fanáticos agradecemos su cariño y que nos hayan abierto las puertas de su corazón. Igualmente quedará enmarcado para la historia, la fenomenal asistencia durante los juegos de final de la temporada. Por eso desde ahora los invitamos a que nos acompañen a nuestro próximo gran reto, durante la próxima temporada.
Fuente: Gigantes de Barranquilla.
Edición: Ricardo Ordóñez Simmonds